Cerrando círculos, puertas, capítulos

Llega un momento en la vida , en el que nos enfrentamos al reto de dejar atrás:  momentos, experiencias, personas, amores, profesiones-oficios, rencores, sitios, étc. Muchas veces, personas afortunadas parecen venir a este mundo con el “chip del olvido” incorporado, e incluso tener un “chip de cambio” siempre a mano. Para otras ( me incluyo), el cerrar capítulos cuesta mucho más, especialmente si se han permanecido en ellos por bastante tiempo.

Hace un año más o menos,  me tocó pasar por uno de esos momentos críticos, trás terminar una relación de pareja que duró nueve años, me vi en la necesidad de aceptar los cambios que venían a mi vida, sin opción a una adecuación previa, simplemente asimilar que todos los planes, sueños y realidades que hasta ese momento llenaban mis días, tenían que ser encerrados en el pasado. Fue además una época difícil, no únicamente por la ruptura, sino también por todo lo que ésta afectó en el plano laboral ( había decidido mudarme de país para vivir con mi ex novio, renunciando al trabajo estable que tenía en mi ciudad), también por tener que dar explicaciones sobre el giro de mi vida a la familia y amigos .

En conclusión, fue una ruptura que acarreó consigo mucho dolor y bastante maltrato emocional de parte de esa ex- pareja. En esas circunstancias, lo que a uno le alcanza a hacer es poner a  un lado a esa persona, a las circunstancias, buscar la manera de salir a flote, apoyarnos en los seres que nos quieren, distraernos, buscar otro rumbo y lo más importante : volvernos a encontrar con nosotros mismos.

Cuando me preguntan cómo se hace para sobrevivir a una crisis así, yo lo comparo con guardar en una cajita, a esa persona  y todo lo que rodeaa  la relación. Esa caja no se toca y se deja pasar un tiempo para sanar las heridas. Pero llega ese momento que comentaba a un principio, en el que decides poner en orden tus sentimientos y “Oh sopresa!”, te encuentras con esa caja, a la que no abrías hace mucho tiempo ( en mi caso fue al año de la rutpura) y tienes que decidir qué hacer.

En teoría debería ser fácil, abrirla y desecharla. (el cómo se hace eso con “cajas” o “cargas” emocionales depende de cada persona). En la práctica es un poco más complicado, creo yo. Volviendo a mi caso, yo corté todo tipo de contacto con esa ex pareja, luego de comprobar que era alguien que no merecía permanecer en mi vida , ni aportaba nada saludable a mi alma. Sin embargo, cada día de mi vida, aún seguía pensando en él y en todo el daño que me hizo. Aún hoy cuando vienen a mi mente los momentos de dolor ( muy esporádicamente felizmente),  concientemente  trato de perdonar y olvidar, pero no se logra del todo. ¿Qué hace que nos aferremos al pasado? ¿ Cómo se puede dejarlo atrás de una vez por todas?”.

La clave, sin lugar a dudas, es aceptar que los seres humanos se equivocan y merecen nuestro PERDÓN. La siguiente etapa debería ser cerrar la herida en vez de “respirar” por ella. PERDONAR es eso que nos cuesta tanto, para hacerlo hay que tener en mente que guardando sentimientos negativos,  el que pierde tiempo y energía es uno mismo, vaya uno  a saber si la otra persona no tiene conciencia del daño que hizo y vive feliz sin pensar en nada concerniente a nosotros. Otro error es pensar que un día se darán cuenta de lo que perdieron al dejarnos ir, pero ¿Para qué? ¿ A quién le sirve? ¿Para qué  tener esa esperanza?.  Al final de cuentas, nadie merece vivir pendiente de quien no lo valora HOY y AHORA, sobretodo sería un doble error volver con una persona que necesitó perdernos para valorarnos. ¿ Qué opinan?.

Un último punto en el camino del cierre de capítulos, es quemar o regalar todo lo que nos recuerda a ese pasado y/o persona. Bien se dice en las reflexiones que dejo al final del post, que mientras tengas recuerdos físicos de ese pasado, sigues viviendo en él.

Dejo para la reflexión el video de “Cerrando Círculos” que se le atribuye a Paulo Coelho, aunque yo no he podido confirmar si es de su autoría, es más en varios enlaces comentan que el original es de Gloria H. periodista colombiana, pese a la polémica lo comparto porque pienso que son frases muy acertadas y profundas. Además, dejo algunas frases de Alejandro Jodorowsky y su psicomagia y otras dos  que vienen al tema.

Vibras positivas para todos,

Cronopiomaga

Alejandro Jodorowsky contesta sobre el pasado en su blog ( planocreativo.wordpress.com/)

La wikipedia dice que a los 24 años de edad, usted “quemó sus fotografías”. ¿Por qué? ¿Se arrepiente?
-Quemé todas mis fotografías, es decir quemé mi pasado y comencé una nueva vida.

Pero el pasado, es parte de nuestra vida, ¿acaso no habia nada rescatable?
Cuando se corta, se corta. Si se guarda algo, todavía estás ahí. Mi maestro zen me dijo: “¡Intelectual, aprende a morir!”. Al morir, nací.

¿Esa vieja herida que te duele tanto, para qué buscas remedios si no la quieres sanar? ( Alejandro Jodorowsky)

“Borra el pasado para no repetirlo, para no tratarte como te trataron ellos; pero no los culpes, porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas”. (Facundo Cabral)

“El pasado ya no es y el futuro no es todavía”. (San Agustín)

Anuncios